2 °C
Cielos despejados

Columna de Opinión

Salvar el patrimonio cultural de Ucrania

Salvar el patrimonio cultural de Ucrania

A través de la aplicación Polycam, cualquiera puede escanear obras de arte o monumentos que se consideren de importancia histórica y cultural para crear una copia digital.
Backup Ucrania: el proyecto creado para digitalizar los monumentos y las obras de arte

*

La guerra pasa y destruye todo. Devora personas, hogares, cultura. Aniquilar a un pueblo no es solo matar seres humanos, sino matar su arte, su cultura, su historia. Borrarlo, como si ese pueblo nunca hubiera existido. Se hizo en el pasado y se repite en el presente. Libros, pinturas, pedazos enteros de historia quemados. Sin embargo, hoy podemos tratar de detener al menos esto. Podemos tratar de salvar la historia y la cultura de un pueblo devastado por la guerra. 

Se llama Backup Ucrania y es el proyecto creado para digitalizar los monumentos y las obras de arte ucranianos, para que no desaparezcan y queden en el olvido para siempre.

La idea de preservar la cultura surgió desde el comienzo de la guerra, pero el verdadero avance para impulsar la digitalización de Ucrania se produjo después de un evento específico. Como todos sabemos, una de las ciudades más afectadas es Mariupol. En el ataque que la abatió, el museo Kuindzhi también fue destruido y con él más de 2000 obras de arte guardadas en su interior.

Backup Ucrania nació con la idea de preservar la cultura de un pueblo que corre el riesgo de ver su historia borrada. El proyecto fue lanzado por la Comisión Nacional Danesa de la Unesco y Blue Shield Dinamarca.

Cualquier teléfono inteligente es suficiente para escanear obras y monumentos ucranianos y guardarlos para siempre en versión digital. Solo se necesita descargar la aplicación Polycam, que puede escanear objetos 3D y cargarlos en forma de representaciones digitales.

Según los organismos que pusieron en marcha el proyecto, la copia de seguridad servirá, no solo para salvar las obras en versión digital, sino también para poder reconstruir los monumentos que han sido destruidos.

La idea surgió porque la UNESCO teme que Rusia pretenda borrar a Ucrania de la historia de la humanidad, destruyendo todas las referencias artísticas y culturales vinculadas a ella.

“La guerra no se limita a las vidas humanas. Puede costarle a un país un daño irreversible a su espíritu nacional. Es por esto que la protección del patrimonio cultural es crucial para cualquier conflicto. Y durante una guerra en curso, los métodos tradicionales de preservación cultural están bajo presión. Entonces, las tecnologías innovadoras son una ayuda muy bienvenida”, explica el presidente de la Comisión Nacional Danesa de la Unesco.

La iniciativa está limitada a un cuerpo de voluntarios con permiso escrito de las autoridades, pero al que cualquiera puede inscribirse a través de un formulario. Una vez hecho, es tan sencillo como descargar en el móvil la app de Polycam, que la empresa ha puesto de acceso gratuito en Ucrania, y ponerse a escanear sin necesidad de ningún entrenamiento especial. 

En el sitio web de Polycam leemos: “Copia de seguridad de Ucrania. Preserve sus bienes. Siempre. Puede escanear edificios y monumentos en un modelo 3D usando solo su teléfono inteligente. Y guardarlos en un archivo en línea seguro y abierto, donde ninguna bomba pueda alcanzarlos”.

Luego continúa: “¿Estás en Ucrania? ¡Hazte voluntario!"

Muchos han comenzado a escanear lo que de Ucrania hace a Ucrania. No solo monumentos y obras de arte. En la base de datos que encontramos en la web de Polycam hay árboles, casas, comercios, animales, atisbos de barrios y vida cotidiana. 

Cabe ahora hacernos las siguientes preguntas: ¿puede un modelado digital masivo en 3D conservar la cultura de un país? ¿Cómo podrían ser útiles estos escaneos en el futuro de cara a la reconstrucción? ¿Se podrían reimprimir en 3D las estatuas, los objetos y hasta los edificios perdidos? Llegado a este punto algo aparentemente tan chapado a la antigua como la conservación cultural y la restauración parece adentrarse en los territorios de la ciencia ficción.

Evidentemente, una reimpresión en 3D a partir de un modelado nunca va a poder sustituir al original. Así que lo mejor es evacuar las obras de arte de valor que corran peligro o, mejor todavía, que fueran respetadas por el ejército ruso. No lo digo por ninguna clase de respeto reverencial hacia el aura de la obra original o hacia el peso del pasado (que cuando hablamos de algo con siglos de historia también impone su respeto), sino porque ningún escaneo en 3D puede, por ejemplo, reproducir los pigmentos y las capas de un cuadro o conservar el dibujo que hay debajo del lienzo.

¿Cómo conservar lo que un objeto cultural tiene en sí mismo de historia? Es imposible. Y eso sin tener en cuenta que lo que la Polycam gana en tanto uso generalizado del modelado 3D, lo pierde en la definición de sus reproducciones digitales. 

El valor de una iniciativa como esta está en otra parte. No en la sustitución material, sino en lo que tiene de documentación virtual. La cultura ha sido siempre un mundo imaginario, virtual, en el que todos vivimos y que puede aglutinar comunidades enteras e identidades. En ese sentido, el “Backup Ukraine” es una barrera contra las fake news y garantiza que esos lazos permanezcan vivos, en las redes sociales, por ejemplo, por más que nadie quiera negar lo innegable.

* Redacción por Nelson Salvati.


 


Aparecen en la nota:
Ucrania cultura arte guerra Rusia Polycam historia digital
Comparti esta nota

Comparti esta nota


Todos Los Derechos Reservados © 2022 GrupoPost.com