22.4°
Sociedad Columna de Opinión

De dictadura y monstruos

1024 576

“No sentimos horror porque soñamos con un monstruo, sino que soñamos con un monstruo para explicar el horror que sentimos.”

San Luis POST
San Luis POST
http://www.grupopost.com/nota/15860-de-dictadura-y-monstruos?p=sl
 De dictadura y monstruos
De dictadura y monstruos
Dom 29 de octubre de 2017


(*)

Nada ha abundado más en los pasados meses que los términos “desaparecido”, “dictador” o “facho”. Estos conceptos históricos han sido manoseado ad nauseam hasta vaciarlos de contenido y fuerza. ¿De verdad saben qué es una dictadura quienes se apresuran a emplearlo como calificativo a quienes desean una democracia adulta y una sociedad ciudadana? ¿Es facho quien defiende la legalidad y repudia el clientelismo? ¿Qué es lo que hace que decenas de miles de personas, en actos públicos, coreen “Macri, basura, vos sos la dictadura”? ¿Cuál es el mecanismo psicológico que lleva a antiguos líderes de los derechos humanos, hoy en decadencia, a afirmar que “Volvimos a la dictadura, y peor”?

La aparición del cuerpo de Santiago Maldonado hace automáticamente que deje de ser un desaparecido. Resta aclarar la causa de la muerte (si se trató de un accidente o un asesinato). De eso se podrá hablar infinitamente hasta saberlo con exactitud. Pero de lo que no se podrá hablar más es de desaparición.

Hablar de dictadura no pasaría por la más banal prueba de la realidad: el Parlamento funciona con libertad, la Justicia salió de su obligado letargo, existe libertad de prensa, solo un sector muy delirante cree en los presos y perseguidos políticos, no hay exiliados y hay elecciones periódicas.

No es difícil, entonces, darse cuenta que a muchos sectores políticos, reducidos hoy a ser minorías, les conviene utilizar esos términos para justificar sus violentas manifestaciones cuajadas de sentimientos ciegos e imponer a la fuerza una falsa vocación redentora.

Ciertamente resultan términos muy valiosos para quienes pretenden seguir dividiendo el país en dos bandos irreconciliables y se empeñan en seguir mirando la historia desde la ingenuidad y el reduccionismo.
Tamaña ignorancia ilustra que el verdadero fracaso de este país no es otro que la educación. Y sugiere la incapacidad colectiva para identificar certeramente ideas y expresiones que atentan contra la democracia y la libertad.

El bueno del doctor Sigmund Freud habla del síndrome del “narcisismo de la pequeña diferencia”, por el cual se suele odiar tanto más al Otro cuando ese Otro más se nos parece. Entonces, quizá lo que haya en el fondo de esos términos no sea la intolerancia por la diferencia, sino más bien la intolerancia por la semejanza, que hace que construyamos una diferencia artificial e imaginaria para explicar el odio, o el miedo. Como diría Borges: no sentimos horror porque soñamos con un monstruo, sino que soñamos con un monstruo para explicar el horror que sentimos.

(*) Por Nestor Salvati

visitas
¿Te gusto? Compartila

Temas de la nota

Comentarios
Los autores de los comentarios se hacen por completo responsables de los mismos. Al ser responsabilidad exclusiva de los autores, la empresa queda eximida de afrontar sanciones derivadas del contenido de los comentarios. El usuario que publique comentarios injuriantes o insultantes recibirá la inhabilitación de parte de la empresa para volver a comentar. La publicación de un comentario implica el previo conocimiento de estas advertencias.
También te puede interesar
Las tapas de los diarios de hoy
Las más leídas