22.4°
Espectáculos

"Jojo Rabbit", una sátira del nazismo con el sello de Taika Waititi

1024 576

"Jojo Rabbit", comedia dramática dirigida y coprotagonizada por el realizador neozelandés Taika Waititi, sigue la difícil relación entre un niño de las juventudes hitlerianas y una chica judía 

San Luis POST
San Luis POST
http://www.grupopost.com/nota/34757-jojo-rabbit-una-satira-del-nazismo-con-el-sello-de-taika-waititi?p=sl
"Jojo Rabbit", una sátira del nazismo con el sello de Taika Waititi
"Jojo Rabbit" es una hilarante sátira del nazismo
Mié 08 de enero de 2020


Alabada en el último Festival Internacional de Cine de Toronto, donde se consagró como la mejor película de la muestra, "Jojo Rabbit" está basada en la novela de Christine Leunen "Caging Skies" y es por momentos una hilarante sátira del nazismo.

La cinta se centra en la historia de un solitario niño alemán de 10 años llamado Johannes "Jojo" Betzler (el carismático actorcito inglés Roman Griffin Davis), que durante la Segunda Guerra Mundial compensa la ausencia de su padre mediante la interacción con un amigo imaginario que cumple como figura paterna: nada menos que su ídolo, Adolf Hitler (Waititi).

Víctima de la visión sesgada y llena de odio propia de la propaganda nazi, Jojo quiere integrar las juventudes hitlerianas y cazar judíos, pero algo no encaja: su ternura innata y carácter amigable lo llevan a sospechar que todo eso no tiene sentido. Esto se acentuará cuando descubra que su madre (Scarlett Johansson), que secretamente pertenece a la Resistencia antinazi, tiene escondida en un compartimiento oculto en el ático a la adolescente judía Elsa (Thomasin McKenzie).

A partir de ese vínculo prohibido, y a la evidencia de que Elsa no es el monstruo que construye el discurso antisemita de los jerarcas nazis, la infantil mirada de Jojo sobre la realidad que vive comenzará a entrar en crisis.

A mitad de camino entre la sátira y la comedia dramática lacrimógena al estilo de "La vida es bella" (1997), el filme lleva el sello del humor irreverente que Waititi supo imprimirle a la saga de "Thor" en el Universo de Marvel o al divertido falso documental que codirigió con Jemaine Clement sobre un grupo de vampiros viviendo en la ciudad, "Casa Vampiro" (2014).

El exagerado Hitler imaginario encarnado Waititi y sus consejos que siempre salen mal, el vago y borracho capitán a cargo de las juventudes hitlerianas que encarna Sam Rockwell o la desgraciada manipulación de una bazooka por parte de Yorki, el torpe amiguito del protagonista, son algunos de los elementos cómicos con los que el realizador se planta frente al absurdo del nazismo, el Holocausto y el horror.

Aunque con cierta polémica con un sector de la crítica, que vio en la película una banalización de la temática, "Jojo Rabbit" es uno de los fuertes contendientes para la denominada "temporada de premios" que finaliza con los Oscar de la Academia de Hollywood, en febrero próximo.

Con una nominación a los Globo de Oro, seis candidaturas a los Bafta, cinco a los Critics' Choice Awards, entre otros, "Jojo Rabbit" llega mañana a las salas locales como una de las producciones más comentadas del año.Alabada en el último Festival Internacional de Cine de Toronto, donde se consagró como la mejor película de la muestra, "Jojo Rabbit" está basada en la novela de Christine Leunen "Caging Skies" y es por momentos una hilarante sátira del nazismo.

La cinta se centra en la historia de un solitario niño alemán de 10 años llamado Johannes "Jojo" Betzler (el carismático actorcito inglés Roman Griffin Davis), que durante la Segunda Guerra Mundial compensa la ausencia de su padre mediante la interacción con un amigo imaginario que cumple como figura paterna: nada menos que su ídolo, Adolf Hitler (Waititi).

Víctima de la visión sesgada y llena de odio propia de la propaganda nazi, Jojo quiere integrar las juventudes hitlerianas y cazar judíos, pero algo no encaja: su ternura innata y carácter amigable lo llevan a sospechar que todo eso no tiene sentido.

Esto se acentuará cuando descubra que su madre (Scarlett Johansson), que secretamente pertenece a la Resistencia antinazi, tiene escondida en un compartimiento oculto en el ático a la adolescente judía Elsa (Thomasin McKenzie).

A partir de ese vínculo prohibido, y a la evidencia de que Elsa no es el monstruo que construye el discurso antisemita de los jerarcas nazis, la infantil mirada de Jojo sobre la realidad que vive comenzará a entrar en crisis.

A mitad de camino entre la sátira y la comedia dramática lacrimógena al estilo de "La vida es bella" (1997), el filme lleva el sello del humor irreverente que Waititi supo imprimirle a la saga de "Thor" en el Universo de Marvel o al divertido falso documental que codirigió con Jemaine Clement sobre un grupo de vampiros viviendo en la ciudad, "Casa Vampiro" (2014).

El exagerado Hitler imaginario encarnado Waititi y sus consejos que siempre salen mal, el vago y borracho capitán a cargo de las juventudes hitlerianas que encarna Sam Rockwell o la desgraciada manipulación de una bazooka por parte de Yorki, el torpe amiguito del protagonista, son algunos de los elementos cómicos con los que el realizador se planta frente al absurdo del nazismo, el Holocausto y el horror.

Aunque con cierta polémica con un sector de la crítica, que vio en la película una banalización de la temática, "Jojo Rabbit" es uno de los fuertes contendientes para la denominada "temporada de premios" que finaliza con los Oscar de la Academia de Hollywood, en febrero próximo.

Con una nominación a los Globo de Oro, seis candidaturas a los Bafta, cinco a los Critics' Choice Awards, entre otros, "Jojo Rabbit" llega mañana a las salas locales como una de las producciones más comentadas del año.

Télam

visitas
¿Te gusto? Compartila

Temas de la nota

Comentarios
Los autores de los comentarios se hacen por completo responsables de los mismos. Al ser responsabilidad exclusiva de los autores, la empresa queda eximida de afrontar sanciones derivadas del contenido de los comentarios. El usuario que publique comentarios injuriantes o insultantes recibirá la inhabilitación de parte de la empresa para volver a comentar. La publicación de un comentario implica el previo conocimiento de estas advertencias.
También te puede interesar
Las tapas de los diarios de hoy